Los colores de la Madre Tierra: un traje de Cristal, para cada estación (ll)

( Extracto de mi  trabajo escrito:  Uso del Cristal, interno y externo,  desde una perspectiva Geofísica y Metafísica)

Cada estación es una manifestación de las etapas de  formación y el flujo de la Vida en nosotros y en el Planeta.

Tras, las estaciones gestacionales, del Otoño e Invierno, conectamos con la esencia de esa semilla que se ha ido gestando, y es justo en la Primavera, cuando se va a expresar y nos va a permitir comunicar hacia el exterior, todo nuestro potencial interno.

"...En Febrero: El ejercicio de comunicación se expresa ya plenamente fuera, en el exterior, potenciado con una Turquesa, cuyo rayo fortalece los meridianos corporales y los campos energéticos sutiles. La turquesa a nivel físico fortalece el sistema físico e inmunitario y regenera los tejidos. Favorece la absorción de los nutrientes, alivia la polución y las infecciones virales, cura la totalidad del cuerpo, especialmente los ojos, incluyendo las cataratas.

IMG opalos_3599 " Aguamarina y ópalos, en Primavera"

Centrándonos en el chakra laríngeo, observamos como la turquesa permite que el alma se vuelva a expresar, absorbiendo los sentimientos negativos y transmutándolos, si la ponemos también en otros centros vitales*trata a nivel físico todas las manifestaciones de las emociones, fluidos: afecciones del sistema respiratorio, laringe, tráquea y pulmones."Turchese

Entramos ya en el mes de Marzo en el que llega por fin, el Renacimiento:

PRIMAVERA:

En este mes se da el equinoccio de primavera, el 21 de Marzo; el cambio se hace visible, ya está materializándose.

Los equinoccios son el instante (o la fecha, en un sentido más general) en que suceden determinados cambios estacionales, opuestos para el hemisferio norte y el hemisferio sur:

  • Equinoccio de marzo, el día 21 de marzo (aproximadamente):450px-Equinoxes-solstice-ES.svg

En el Polo Norte, paso de una noche de 6 meses de duración a un día de 6 meses.

En el hemisferio norte, paso del invierno a la primavera; se llama el equinoccio primaveral.

En el hemisferio sur, paso del verano al otoño; se llama el equinoccio otoñal.

En el Polo Sur, paso de un día de 6 meses de duración a una noche de 6 meses.

  • Equinoccio de septiembre, el día 21 de septiembre.

A nivel de nuestro Microcosmos energético, en nuestro cuerpo comenzamos a vibrar desde el chakra 4, el chakra del corazón ( Anahata, Bija Mantra: YAM), en el centro cardíaco; corresponde a la glándula timo, centro vital del sistema inmunológico. El color asociado que se manifiesta en la naturaleza es el Verde, color de la sanación y la fertilidad.

El color verde, en sus más de 100 toanlidades,  expande el Amor. Estimula el chakra cardíaco que es el que regula el funcionamiento del corazón y aparato circulatorio. Fí́sicamente: Equilibra el funcionamiento de renovación celular y también de las glándulas de secreción interna. Psíquicamente: Regula la relación mente cuerpo.color-verde-en-la-naturaleza-300x240

En esta etapa, todo el proceso de creación ( desde nuestro pensamiento) y gestación, desarrollado en las estaciones anteriores da lugar ya a la preparación para el nacimiento y materialización de la Vida, desde el centro, desde el equilibrio; todo el proyecto impreso en la semilla, se abre y comienza a nacer, a florecer.

Nuestros sistemas se limpian y nuestras defensas se refuerzan, si estamos en sintonía con el ciclo de la Naturaleza.

Podemos experimentar procesos de purificación, gripes, catarros... como procesos de limpieza y reajuste de toda la nueva información.

En este mes de Marzo podemos sintonizarnos con la fuerza y vibración de la Crisócola: es la transmisora, por excelencia, de la Paz; transmite e irradia paz a la mente y al corazón.IMG crisocola_3613

Por su energía Yin, es ideal para este proceso de nacimiento en que entramos con la Primavera, (al igual que es ideal, a nivel físico para aliviar los trastornos ligados al período en la mujer y ayuda durante el embarazo y el parto). Colocar tres crisócolas a nivel de los ovarios/ útero y una en el tercer ojo.

One thought on “Los colores de la Madre Tierra: un traje de Cristal, para cada estación (ll)

  1. María José Chacón Asensio

    Completo sutil y estupendo en la información que nos deja. Todo un acierto ponerlo en practica. Gracias Blanca

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *